2/10/15

El dilema de la monetización de una startup

El dilema de la monetización de una startup

La monetización de una startup o elegir un modelo de negocio, complicada tarea de una empresa tecnológica que tiene que buscar el equilibro entre la experiencia de los usuarios y obtener ingresos de alguna manera.

La monetización de una startup, o definir la estrategia de negocio que va a llevar una empresa, puede ser una de las decisiones más importantes a tomar por los fundadores de cada entidad antes de tomar cualquier otra decisión. La mayor parte de ellas opta por un camino seguro, el del modelo de rentabilidad y facturación, muy apreciado por inversores como Cabiedes & Partners. Pero otras, toman el camino del crecimiento rápido y del producto llamativo, pero con dudosos ingresos que dependen en su mayoría de las ampliaciones de capital levantadas por la empresa.

La publicidad ha tenido que cambiar los mecanismos para llegar al públicoLa mayor parte de los grandes unicornios tienen el modelo de negocio de fuerte expansión y posterior planteamiento de crear beneficios. En un principio, la opción de añadir publicidad a la web de dicha empresa era el recurso más empleado por todos, el típico banner o pop-up recurrente vendiendo el producto de turno. Pero los tiempos han cambiado, los usuarios han evolucionado y, por tanto, las normas del juego se han hecho mucho más complicadas, sobre todo con la aparición de los famosos adblockers, que han venido para hacer que los usuarios tengan una experiencia de navegación mucho más cómoda.

El ingenio, entonces, se agudiza y surgen nuevas formas de incrustar publicidad, y por tanto de obtener beneficios, sin por ello molestar a los usuarios. Casos como el recién anunciado de Snapchat, que ha lanzado los selfies patrocinados, muy útiles para la promoción de películas o marcas. O los casos de los tuits o entradas patrocinadas de Twitter o Facebook. En cualquier caso, todos han seguido la misma estrategia: conseguir una gran comunidad de usuarios, crear incluso una gran "adicción" al producto, de tal forma que el añadir algo patrocinado puede suponer incluso una nueva experiencia para el consumidor. Como puede ser el caso de Snapchat, o incluso YouTube, la cual suele publicar numerosas campañas con vídeos interactivos que se vuelven incluso virales.

Cuando el contenido patrocinado, modelo empleado por gran parte de los medios de comunicación, no funciona o directamente no sirve por la estructura de la misma startup, hay que buscar otro recurso. Los modelos de pago por el uso y disfrute de dicha plataforma, el sistema premium, también han sido muy recurrentes. A algunos les sale bien, y otros no saben gestionarlo. El problema en este caso es saber dónde marcar el límite de lo que podrá usarse gratis, y lo que pertenece al mundo de pago, pidiendo además un importe adecuado por el servicio convenciendo tanto a los que no quieren pagar, como a los que están dispuestos a tener un valor añadido.

Lo que está claro es que en el mundo de la búsqueda de beneficios e ingresos no hay nada escrito. Y la publicidad, un recurso que por definición es creativo tiene un mundo de recursos por explorar, ya que los recursos tradicionales tiene los días contados, y las empresas van a necesitar seguir teniendo ingresos.



via Hipertextual http://ift.tt/1N86Yhh

No hay comentarios:

Publicar un comentario