23/7/15

Pocas mujeres y muchos más jóvenes con estudios para el próximo #SouthSummit15

Pocas mujeres y muchos más jóvenes para el próximo South Summit 2015

South Summit 2015 presenta el Mapa del Emprendimiento a partir de las 1.800 startups registradas para el evento internacional que preparan para el próximo octubre, y que hace especial hincapié en la ausencia de las mujeres emprendedoras.

El South Summit, el evento más grande enfocado a startups del Sur de Europa, ya cuenta los días que quedan para celebrar su edición de 2015. Aunque la fiesta está programada para el 8, 9 y 10 de octubre, el acontencimiento ya está registrando los primeros datos sobre el mapa del emprendimiento en España de este año.

El objetivo del South Summit es poner en el mapa de la emprendeduría y de la innovación a España, generando más negocio en el sector, y producir la máxima cohesión entre las startups, los inversores, nacionales e internacionales, y las empresas de todos los sectores. Según María Benjumea, fundadora de Spain Startup y promotora del evento, indica que:

"Acciones conjuntas como esta son vitales para que el ecosistema de startups sea enorme y creza."

Por esta razón, y por los éxitos cosechados en 2014, para esta convocatoria se han registrado 1.800 startups dispuestas a entrar a formar parte de uno de los coworkings más importantes del año. Y precisamente de esas 1.800 es donde se ha sacado el Mapa del Emprendimiento de este año, que obviamente cuenta con el sesgo de las empresas registradas, pero que nos puede aproximar a lo que ocurre en estos momentos.

En un primer acercamiento, y para la convocatoria de este año, lo que podemos averiguar es un descenso de la edad en la que los jóvenes emprendedores comienzan su aventura; si para 2014 la media estaba en los 35 años, este año se centra en los 25. Supone por tanto una apuesta de los más jóvenes por el emprendimiento, y por tanto un cambio de chip en la mentalidad del ecosistema. Que sin embargo, sigue manteniendo unas altas cuotas en aquellos que tienen más experiencia laboral.

El 97% de los participantes ha emprendido por vocación o porque ha queridoPara muchos además no es su primera experiencia emprendiendo y la mayor parte de ellos, de hecho el 51%, ya ha formado una empresa antes, de las que el 61% fallaron. Pero hay que romper las barreras del miedo al emprendimiento; por supuesto que puede fallar un proyecto pero eso no quiere decir que la idea no fuese buena, simplemente que no ha encontrado su mejor momento. María Benjumea se queda con el concepto de que aunque fallaron algunas, el 25% de las que funcionaron fueron vendidas a inversores interesados, desde luego hay que ser positivos ante todo.

Casi todas las startup registradas son de reciente creación, de entre uno y tres años, pero con una capacidad de creación de empleo de dos a cinco trabajadores cada una de ellas, siendo una muestra de la fuerza que tiene este sector para generar no solo un ecosistema de empresas, también un nuevo ecosistema laboral. Oportunidades principalmente en el sector de Internet y Movile, como suele ser tradicional en ese mundo del emprendimiento, pero que no deja de lado la importancia que se le está dando a los proyectos dedicados a la educación, al sector aeroespacial y al desarrollo de energías renovables, sectores muy numerosos y llamativos en cuanto a los registros del South Summit 2015.

Rompiendo el mito de la financiación

Las mujeres, muy formadas pero poco emprendedorasObviamente, la relación de los inversores con los emprendedores tiene que ser lo más orgánica posible, y sobre todo cercana. Ambos se necesitan en una especie de simbiosis, pero que no quiere decir que un emprendedor requiera de la financiación sí o sí para desarrollar su startup. De los datos extraídos nos damos cuenta de que cada vez más, tanto las empresas como los fondos, son conscientes de que hay que aumentar la financiación, pero como dice María Benjumea "el sector se mueve a una velocidad de vértigo, pero para emprender hay que comenzar, hay que arriesgar los recursos propios para dar una muestra de credibilidad", y es que el 58% de los participantes han empezado así.

Con esto no se quiere decir que la financiación sea el mal venido al mundo la startup, pero no tiene que ser un objetivo, simplemente un medio en el que apoyarse.

Emprender por vocación y no por necesidad

Ya se ha insistido muchas veces que la formación es esencial para emprender, es un valor seguro que siempre está ahí y que nadie te puede quitar. Y de nuevo se ha insistido en esta idea.

El 90% de los participantes tienen una profunda formación universitaria la cual ya promociona el propio emprendimiento. Lo que nos lleva a plantearnos ese arraigado concepto del "emprendo por necesidad". Según los el 97% de los 1.800 participantes han emprendido porque han querido, han visto una oportunidad de negocio y sienten que deben hacerlo, nada que ver con el siempre mencionado autoempleo por necesidad que se comenta siempre.

Las mujeres, a mil leguas de estos eventos

Todo buen dato guarda detrás un mal registro. En este caso, y bajo la pregunta ¿qué hacemos para que la mujer emprenda? ya nos podemos hacer una idea de por donde van los tiros. Solo el 17% son mujeres en evento tan multitudinario, menos que el año pasado... y con cifras muy similares a las de 2003... todo un drama si tenemos en cuenta los tiempos que corren, y sobre todo si no existe ninguna solución de momento, porque según María las herramientas y las oportunidades están ahí:

"La razón para emprender está en nosotras, tenemos que saber que podemos hacerlo y a la vez conciliar nuestra vida, porque necesitamos el talento de la mujer, pero a la vez que se sienta bien y plena."

Está claro que de momento este es uno de los objetivos pendientes más peliagudos para las próximas ediciones del evento, el cual veremos que más resultados nos trae en octubre.



via Hipertextual http://ift.tt/1fmeLJj

No hay comentarios:

Publicar un comentario